Inicio / Estudios / Si se mueve en fe, los milagros ocurrirán

Si se mueve en fe, los milagros ocurrirán

Si se mueve en fe, los milagros ocurriránTener fe en Dios nos asegura una vida de milagros

Base Bíblica: Mateo 15:17-20; Marcos 9:23

Introducción.

Si el Dios en el que creemos, es el mismo Dios de la Biblia, entonces los milagros ocurren. Y si creemos en ese Dios de milagros, nuestras vidas serán transformadas. La diferencia está en creer y actuar. No basta con confesarlo con nuestros labios. Es necesario creerlo y dar pasos en fe. Cuando los cristianos comprendemos esta maravillosa verdad, cruzamos la frontera de lo que humanamente es imposible para el hombre, pero es posible para Dios.

I.- DIME QUE PIENSAS, TE DIRE QUE CREES Y QUÉ RECIBES

1.- Los pensamientos ejercen una poderosa influencia en nuestro ser (Filipenses 4.8)

a.- Si Dios gobierna nuestra mente, nuestros pensamientos serán sanos, propicios para alimentar nuestra actitud de fe (Filipenses 4.7)

b.- Los pensamientos determinan nuestras reacciones. A través de los pensamientos programamos nuestra mente.

2.- Para desarrollar una actitud de fe es necesario que se produzca una reacción en nuestra forma de pensar (Romanos 12.2)

a.- Hay dos formas de pensar: conforme lo determinan los patrones del mundo , o conforme lo enseña Dios, lo que alimenta nuestra actitud de fe.

a.1.- Una actitud de fe parte de confesar lo que creemos en nuestro corazón (Romanos 10:8-10).

a.2.- Si creemos, confesamos y obramos bajo una actitud de fe, no hay límites para que ocurran sanidades y milagros.

b.- Todos los seres humanos expresamos con palabras lo que creemos , es decir, lo que hay en nuestro corazón.

3.- No todo lo que racionalizamos con la mente es real. Es lo que cree el corazón. Sin embargo los milagros desafían toda lógica (Proverbios 3:5)

a.- El cristiano está llamado a modificar el pensamiento del viejo hombre, dominado por la incredulidad (Efesios 4.22, 23).

b.- Los pensamientos: provienen de Dios , sembrados en el corazón por Dios, o desde fuera , alimentados por el diablo.

b.1.- La oración y el estudio sistemático de las Escrituras nos ayudan a modificar los patrones de pensamiento.

b.2.- Si tan solo aprendemos a pensar con una actitud de fe que Dios está con nosotros, nos da fuerza, apoyo y compañía, no tendremos temor y alejaremos de la mente toda sombra de duda (Isaías 41:10).

II.- CRECER, CONFIAR Y ACTUAR, CLAVE PARA RECIBIR DE DIOS

1.- Generando pensamientos de temor y duda, Satanás busca robarnos las bendiciones que se derivan de la fe (Apocalipsis 3:11)

a.- Es necesario desechar pensamientos de incredulidad o derrota que nos minan la fe (2 Corintios 10:3-5)b.-La actitud de fe se afianza en creer pero se activa confesando y actuando.

b.- La actitud de fe se afianza en creer pero se activa confesando y actuando.

b.1.- No recibimos en la medida que no creamos, confesemos y actuemos.

b.2.- La gran barrera para que ocurran los milagros está en nuestra mente Si creemos y confesamos que no se podrá, nada ocurrirá (Hebreos 3:12-14).

2.- Hay dos clases de incredulidad:

a.- Incredulidad por desconocer la Palabra y el obrar de Dios.

b.- Incredulidad por no creer lo que dice la Palabra.

c.- El paso aconsejable es enfocar nuestros pensamientos en Dios, conocerle y aprender de su ilimitado poder (Isaías 26:3).

d.- La clave es la permanencia en Dios.

3.- Si nos atrevemos a creer, confesar y actuar, absolutamente nada será imposible (Marcos 9:23; Lucas 1:37)

III.- ES HORA DE AFIRMARNOS EN CREER, CONFESAR Y ACTUAR

1.- El enemigo busca sembrarnos la duda, y debemos resistirlo con la fe (1 Pedro 5:8, 9).

a.- Hoy es el día para dejar de lado cualquier brote de incredulidad que nos impida experimentar el obrar de Dios en nuestra vida (Marcos 6:5, 6)

b.- El poder de Jesucristo que opera en Su pueblo está por encima de cualquier poder del mal, incluso la incredulidad (1 Juan 4:4)

2.- Crear, confesar y actuar nos obliga a permanecer firmes en la fe. Tener la certeza de que Dios responderá (Proverbios 4:20-22)

Conclusión:

Jamás podemos olvidar que hay incredulidad fruto de no conocer lo que dicen las Escrituras y, si lo conocemos, no creerlo. Es esencial que crucemos la frontera que marca la incredulidad. Usted y yo podemos hacerlo. Si cruzamos la frontera, sin duda experimentaremos sanidades y milagros en nuestra vida y en la de quienes nos rodean. Jamás podemos olvidar que nuestro Dios tiene un poder ilimitado.

Vea Tambien

Dios restaura un matrimonio en crisis

En Dios toda situación de crisis matrimonial encuentra solución 1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:4-7; …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com