Inicio / Estudios / Si desea hijos triunfadores, enséñeles a controlar sus emociones

Si desea hijos triunfadores, enséñeles a controlar sus emociones

Si desea hijos triunfadores, enséñeles a controlar sus emocionesAliente a sus hijos para ser triunfadores

1.- Lectura Bíblica: Proverbios 4:23.

2.- Meditación familiar:

Si deseamos que nuestros hijos superen los obstáculos que surgirán al paso, es necesario que desde hoy los preparemos para manejar sus emociones. En una escuela de la ciudad varios maestros se quejaban de la agresividad de los estudiantes. Habían llegado al extremo de amenazar a los docentes cuando perdían alguna asignatura académica. Otro agredió a un compañero con un arma de fuego, sustraída de la mesa de noche de su progenitor. Le causó la muerte. “No supe controlar la rabia”, se excusó cuando lo entrevistaron en un noticiario local.

¿Qué decir de la jovencita que intentó quitarse la vida porque terminó la relación con su novio? ¿O quizá podríamos referirnos al joven que consume drogas para escapar del estrés que le produce ver a sus padres discutiendo en casa? Todo tiene directa relación con el manejo de la parte emocional.

Es cierto que siempre habrá problemas. Es natural si interactuamos en una sociedad conflictiva como la nuestra. Pero los problemas no deben ser los que terminen gobernando nuestra forma de pensar y de actuar. Somos usted y yo quienes tenemos dominio sobre los problemas, porque esa condición especial nos la proveyó Dios, y en esa dirección debemos forjar a nuestros hijos.

El especialista, Daniel Goleman, hace un aporte significativo al enseñar: “Una de las lecciones emocionales básicas para un niño es aprender a distinguir entre los sentimientos; un padre que no tiene sintonía con su propia tristeza, por ejemplo, no puede ayudar s sus hijos a comprender la diferencia entre la aflicción por una pérdida, la tristeza que se puede sentir con una película y la tristeza que surge cuando algo malo le ocurre a algunas de las personas a las que él quiere.” (Daniel Goleman. “La inteligencia emocional”. Editorial Zeta. 2012. México. Pg. 226)

Tenga presente que los hijos actuarán conforme a sus padres. La enseñanza que les brindamos en casa la replicarán en sus propios hogares. Es más, a partir de nuestras actitudes y reacciones, ellos irán definiendo su propio esquema de comportamiento. Enseñarles los principios de la Palabra permitirá que amolden su forma de pensar y de actuar conforme a la voluntad del Señor.

Ahora, formarlos para que con ayuda de Dios tengan control de sus emociones, les preparará para la vida. La vida emocional es muy importante y más cuando quien ocupa el primer en nuestro corazón es Aquél que nos hizo, nuestro amado Padre. El rey Salomón escribió: “Sobre todas las cosas cuida tu corazón porque este determina el rumbo de tu vida.” (Proverbios 4:23. NTV)

Dentro del proceso que asumimos de formar hijos para la victoria con ayuda de Dios, es esencial que sembremos en nuestros hijos principios y valores esenciales como el amor, la tolerancia, la paciencia, la disposición de ponerse en la situación de otros para entender por qué actúan de determinada manera, y además, enseñarles a trabajar en equipo.

El trato que le prodigamos a nuestros hijos con demostraciones de amor o de indiferencia, tienen profundas repercusiones— duraderas— en su vida emocional y traerán consecuencias que pueden ser positivas o negativas. Los prepararán para la victoria o el fracaso.

Hoy es el día oportuno para tomar una decisión alrededor de cuál será el mañana de nuestros hijos. Es necesario revisar nuestro comportamiento, el ejemplo que les ofrecemos y aplicar los correctivos necesarios con ayuda de Dios.

Ahora, si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá. Cristo morando en nuestro ser trae transformación en todo nuestro ser.

3.- Oración familiar:

“Amado Padre celestial, gracias porque eres el Dios de la familia. Tú creaste la relación de pareja y si lo permitimos, nos ayudas a que esa relación se afiance cada día más. Hoy te pedimos que nos ayudes a experimentar cambio, a reconocer cuando hemos cometido errores con nuestro cónyuge, y nos permitas tener la humidad suficiente para corregir las fallas. Te pedimos que nos concedas sabiduría para mantener unas buenas relaciones, la fortaleza para perdonar, la sabiduría para edificar a nuestros hijos y la generosidad para apoyar a nuestra pareja cuando atraviesa momentos difíciles. En tus manos sometemos cada día, te agradecemos las bendiciones y te pedimos, nos sigas acompañando siempre. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

En adelante me comprometo a orientar a mis hijos para que, con ayuda de Dios, tengan control de sus emociones.

Vea Tambien

Dios restaura un matrimonio en crisis

En Dios toda situación de crisis matrimonial encuentra solución 1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:4-7; …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com