Inicio / Estudios / Si Cristo gobierna tu familia, todo irá mejor siempre

Si Cristo gobierna tu familia, todo irá mejor siempre

Si Cristo gobierna tu familia, todo irá mejor siempreSi Dios ocupa el primer lugar en nuestra familia, todo irá bien

1.- Lectura Bíblica: Deuteronomio 6:1-3

2.- Meditación familiar:

Por años Lucía y Roberto tuvieron conflictos. Serios. En algunos casos se iban a las manos. Las diferencias de criterio crecían, las palabras hirientes también y terminaban enfrascados en enfrentamientos graves, delicados. Estuvieron donde consejeros matrimoniales, sicólogos y líderes de grupos de superación.

El giro total en su matrimonio se produjo cuando comenzaron a buscar a Dios. Primero fue Roberto. Un viernes, cuando anticipó que tendría una nueva gresca con su cónyuge, prefirió ir a un templo pequeño, donde tocaban música alegre. Eran coros cristianos. Escuchó el mensaje, aceptó a Jesús como Salvador y en adelante, aplicó principios bíblicos a la relación. Esa decisión marcó la diferencia e impactó a su familia.

Su esposa e hijos adolescentes terminaron yendo a la iglesia. Hoy su relación familiar es satisfactoria y enriquecedora. ¡Dios trajo cambios duraderos!

Cuando el pueblo de Israel iba a entrar a la tierra prometida, el Señor les advirtió sobre la necesidad de ser fieles a Sus mandatos. Encierran sabiduría y poder, no solo para ayudarnos a cambiar sino también para experimentar un crecimiento personal, espiritual y familiar permanentes.

Le invito a leer y considerar detenidamente la Escritura cuando nos enseña: “Esos son los mandatos, los decretos y las ordenanzas que el Señor tu Dios me encargó que te enseñara. Obedécelos cuando llegues a la tierra donde estás a punto de entrar y que vas a poseer. Tú, tus hijos y tus nietos teman al Señor su Dios durante toda la vida. Si obedeces todos los decretos y los mandatos del Señor, disfrutarás de una larga vida. Escucha con atención, pueblo de Israel, y asegúrate de obedecer. Entonces todo te saldrá bien, y tendrás muchos hijos en la tierra donde fluyen la leche y la miel, tal como el Señor, Dios de tus antepasados, te lo prometió.” (Deuteronomio 6:1-3. NTV)

Obedecer los preceptos bíblicos, de acuerdo con lo prometido por nuestro amado Hacedor, tres elementos importantes:

a.- Larga vida

b.- Nos irá bien en todo lo que emprendamos

c.- Seremos fructíferos a nivel familiar

d.- Experimentaremos bendiciones materiales.

Todo parte de tomar una decisión: Observar la Palabra de Dios y llevarla a nuestro hogar. Si Él reina en casa, todo será diferente. Es la única manera de cambiar el panorama actual de las familias.

El autor cristiano Guillermo D. Taylor, escribe: “El problema más grande es la crisis familiar que se ha tornado cíclica. Si la mayoría de los modelos no cumplen con las normas cristianas, entonces generaciones enteras, las que vienen, seguirán los modelos conocidos y equivocados en que nos movemos. Lo que se necesita con urgencia es romper con el ciclo negativo… Un gran porcentaje de los problemas hogareños surgen a raíz de la falta de funcionamiento cristiano del esposo. O no supo, o no quiso, tomar el liderazgo sensible, o como resultado de una crisis perdió su liderazgo de golpe, o tal vez por falta de iniciativa y cuidado, poco a poco entregó toda la dirección a la esposa o hijos.” (Gillermo D. Taylor y Sergio E. Mijangos. “La familia auténticamente cristiana”. Editorial Portavoz. 1983. EE.UU. Pg. 32)

El secreto para que todo vaya bien es que Cristo gobierne. El amado Hijo de Dios sabe cómo hacerlo. Su guía oportuna nos lleva a ser sabios, tomar decisiones apropiadas, identificar errores y corregirlos. Cuando lo hacemos, la relación familiar mejora. ¡Hoy es el día de tomar la decisión!

Si no ha recibido a Jesús como su Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que una vida gobernada por Jesucristo es lo mejor que nos puede ocurrir. Experimentamos crecimiento personal y familiar, y el cambio que tanto hemos anhelado.

3.- Oración familiar:

“Mi amado Dios, cada día encontramos que tu poder nos ayuda a crecer a nivel personal pero también a nivel familiar. Te damos gracias porque estás con nosotros y nos ayudas a experimentar cambios que duran en el tiempo. Te pedimos que nos sigas guiando para ser cada día una mejor familia y que la armonía y la paz reinen en nuestro hogar. En tus manos entregamos la jornada de hoy. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Desde hoy me fijo la meta de escuchar a mi cónyuge. Permitiré que hable y no trataré de interrumpirle para tratar de imponer mi criterio.

Vea Tambien

Dios restaura un matrimonio en crisis

En Dios toda situación de crisis matrimonial encuentra solución 1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:4-7; …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com