Inicio / Estudios / No ponga en riesgo la solidez de su vida ni la de su familia

No ponga en riesgo la solidez de su vida ni la de su familia

No ponga en riesgo la solidez de su vida ni la de su familiaAplicar principios bíblicos a nuestra relación familiar es la que le da solidez

1.- Lectura Bíblica: Lucas 14:31-35.

2.- Meditación familiar:

¿Por qué tantas relaciones de pareja terminan en crisis? Porque no planificaron durante el noviazgo lo que podría ocurrir en cada paso, y menos, entregaron al Señor su vida familiar. Una vez compartimos la vida bajo el mismo techo obramos conforme a nuestros propios criterios, de acuerdo con las pautas de vida que aprendimos desde la niñez y adolescencia, así sean principios equivocados.

Planear lo que vamos a hacer y más tratándose de establecer una familia, es fundamental. Es un principio de éxito en todas las áreas de nuestra vida que por supuesto aplica a la relación con el cónyuge y los hijos.

Nuestro Señor Jesús lo compartió así a las multitudes y cobra particular vigencia en nuestro tiempo: “¿O qué rey entraría en guerra con otro rey sin primero sentarse con sus consejeros para evaluar si su ejército de diez mil puede vencer a los veinte mil soldados que marchan contra él? Y, si no puede, enviará una delegación para negociar las condiciones de paz mientras el enemigo todavía esté lejos. Así que no puedes convertirte en mi discípulo sin dejar todo lo que posees. »La sal es buena para condimentar, pero si pierde su sabor, ¿cómo la harán salada de nuevo? La sal sin sabor no sirve ni para la tierra ni para el abono. Se tira. ¡El que tenga oídos para oír, que escuche y entienda!».” (Lucas 14:31-35. NTV)

Si no planeamos la relación de familia en el presente y hacia el futuro, entraremos a la etapa de improvisación que resulta altamente perjudicial porque en cuanto a familia no es nuestra vida la que está en juego sino la de los seres que amamos.

Al referirse a la importancia de planear la familia y acordar las pautas sobre las que se cimentará, la autora. Sandra Merrill Covey, anota: “Stephen y yo discutíamos a menudo la clase de hogar y vida familiar que queríamos construir. Conforme nuestra familia creció y nuestras vidas se fueron volviendo más ocupadas y más complicadas, nos dimos cuenta de que las familias exitosas no se dan así nada más. Se requiere de toda la energía,  el talento, el deseo, la visión y la determinación que se puedan reunir. Las cosas que realmente importan necesitan tiempo, pensamiento, planeación y perseverancia. Se tiene que trabajar en esa dirección y hacer sacrificios, se tiene que querer y pagar el precio. (Stephen R. Covey. “Los 7 hábitos de las familias altamente eficaces”. Editorial Grijalbo. 1998. México. Página 11)

Una familia sólida en nuestro tiempo es posible cuando Dios gobierna. Él nos guía para tomar las decisiones acertadas, nos ayuda a corregir los errores en los que incurrimos y nos concede la sabiduría para encontrar la salida al laberinto en el que nos encontremos en las diferentes etapas de la vida de hogar.

Otro elemento de suma importancia es que conforme vamos aprendiendo de Dios, integremos a la vida familiar esos principios que constituyen cimientos firmes sobre los cuales podemos levantar la relación de pareja pero también con nuestros hijos.

A propósito, si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador de su vida, hoy es el día para que tome la decisión. Ábrale su corazón a Cristo. Podemos asegurarle que es la mejor decisión que jamás pueda tomar porque prendidos de Su mano emprendemos el maravilloso proceso de crecimiento personal, espiritual y familiar que tanto hemos anhelado. No se arrepentirá de caminar con Cristo cada día junto con su familia…

3.- Oración familiar:

“Mi amado Dios y Padre celestial, cuando tú gobiernas nuestra relación familiar, todo cambia, pero cuando hacemos todo a nuestra manera, admitimos que generalmente incurrimos en errores y sentamos las bases para entrar en crisis. Oramos delante de tu presencia para que nos concedas cada día la sabiduría que necesitamos para edificar una familia sólida. Amén”

4.- Una Meta familiar para hoy:

Oraré a Dios que cuando surjan desavenencias a nivel familiar me ayude a encontrar la solución más apropiada.

Vea Tambien

Dios restaura un matrimonio en crisis

En Dios toda situación de crisis matrimonial encuentra solución 1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:4-7; …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com