Inicio / Estudios / Jesucristo entró triunfante a Jerusalén

Jesucristo entró triunfante a Jerusalén

Jesucristo entró triunfante a Jerusalén¿Le permites a Jesús su entrada triunfal en la familia?

1.- Lectura Bíblica: Mateo 21:1-11

2.- Reflexión en la Palabra de Dios:

Una vida corta puede impactar el mundo. Nuestro amado Salvador Jesucristo sólo desarrolló su ministerio terrenal durante 3 años y sin embargo, ese breve tránsito, transformó al mundo entero. Enfocó sus esfuerzos en pastorear a las multitudes y en formar 12 Discípulos. ¿Imagina lo que puede ocurrir con su vida? Puede orientarse a edificar una Familia Sólida y los resultados perdurarán en el tiempo. Su relación de pareja mejorará, alcanzará la armonía, pero ese clima de entendimiento, diálogo, amor, comprensión y apoyo lo replicarán sus hijos cuando tengan sus propios hogares, y a su vez los nietos. ¡Usted está hoy forjando generaciones entregadas a Dios que traen transformación en el entorno en el que se desenvuelven e impactan al mundo!

Cuando leemos sobre la entrada triunfal del Señor Jesús a Jerusalén, nos encontramos el cumplimiento de una promesa hecha por Dios a través del profeta Isaías: “Eso ocurrió para que se cumpliera la profecía que decía: «Dile a la gente de Jerusalén: “Mira, tu Rey viene hacia ti. Es humilde y llega montado en un burro: montado en la cría de una burra”».” (Mateo 21: 4, 5. NTV)

El gran predicador del Siglo XIX escribió una enseñanza sobre la que vale la pena meditar: “Él (Jesús) vino para salvar a otros y no para ser ungido rey en el sentido en que los judíos lo entendían. La gente decidió en ese momento que lo harían rey, y que debía salir al frente contra las huestes de Roma. Él, aunque no tenía tales aspiraciones, encauzó el entusiasmo de la gente para que mediante eso, tuviera la oportunidad de cumplir lo que estaba escrito acerca de Él en los profetas. No deben concebir que todos aquellos que tendían ramas en el camino y clamaban: “¡Hosanna!”, tenían interés en Cristo como príncipe espiritual. No, ellos pensaban que Él había de ser un libertador temporal, y cuando posteriormente descubrieron que estaban equivocados, le odiaron tanto como le habían amado, y “¡Crucifícale, crucifícale!”, fue un grito tan fuerte y vehemente como: “¡Hosanna, bendito el que viene en el nombre del Señor!” (Charles Spurgeon. Mensaje 405. Predicado en el Tabernáculo Metropolitano. Londres. Domingo 18 de agosto de 1861. Citado en el Portal Spurgeon.Com.Mx)

Dios cumple sus promesas. Es otra reflexión que debemos realizar en familia. Él no se queda con nada de cuanto nos anuncia. Si nos movemos firmes, asidos de esas promesas, se tornarán realidad en nuestra vida personal y familiar. Y, algo más: Cuando Cristo entra en nuestras vidas, en nuestro hogar, y en nuestros planes y proyectos, nada vuelve a ser igual —. (Leer Mateo 21:10, 11. NTV)

Dos preguntas para meditar en familia:

a.- ¿Permitimos que Jesús el Señor reine en nuestra familia?

b.- ¿Esperamos, como familia, en las promesas de Dios que encontramos en la Biblia?

Hay unos textos sobre los cuales les invitamos a meditar  hoy: Marcos 11:9; Mateo 21:5;  Salmos 118: 27.

Y por último, la invitación a tomar la mejor decisión que jamás pueda asumir un ser humano: Recibir a Jesús como Señor y Salvador. Le aseguro que no se arrepentirá. Cristo transforma nuestra vida. Ábrale las puertas de su corazón a Jesucristo…

3.- Texto Bíblico para el Día: Mateo 21: 4, 5.

Vea Tambien

Dios restaura un matrimonio en crisis

En Dios toda situación de crisis matrimonial encuentra solución 1.- Lectura Bíblica: 1 Corintios 13:4-7; …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com