Inicio / Noticias / Dante Gebel alienta a nuevos artistas cristianos a “que sigan donde están, siendo luz en el mundo” y a no entrar al “mercado” cristiano

Dante Gebel alienta a nuevos artistas cristianos a “que sigan donde están, siendo luz en el mundo” y a no entrar al “mercado” cristiano

“Quiero salir del establemente cristiano, tengo la necesidad de enfocar la segunda mitad de mi vida en aquellos que aún no conocen al Señor. No quiero terminar mis días siendo uno mas de los que recorren los continentes para hablarle a los mismos creyentes de siempre, prometiendo que serán felices y aparecer con otros quince predicadores en un afiche en otro congreso profético para convertidos; ya está, en todo caso ya lo hice, ahora estoy pidiéndole al Señor que me permita atravesar nuevas puertas y de ese modo seguir honrando el hecho que El haya decidido poner sus ojos en mí, el día que me llamó a servirle”, dijo Dante.

TESTIMONIO EN EL MUNDO Dante pone de ejemplo al compositor Ricardo Montaner al destacar que está “sentado en el jurado de un reality (la versión colombiana de ‘La voz’) predica a Jesucristo, le habla del evangelio a millones de tele videntes. “¡Wow! Los pastores tenemos que pagar para poder predicar a Jesús en la televisión secular, y encima nos dan los peores horarios. A Montaner no solo le pagan, sino que se da el lujo de hablar de Cristo en horario estelar!”.

“Siempre le digo a algunos amigos artistas (que se convirtieron al Señor) que no acepten las invitaciones para cantar en nuestras Iglesias. Que no escuchen a los hermanitos que los atacan diciendo: “¿Cuándo va a cantarle a Cristo?”, porque en realidad lo que quieren es un nuevo disco que los entretenga a ellos”, explica Dante. “Los aliento a que sigan donde están, alumbrando, siendo luz en el mundo, sal donde hay sinsabor, tal como el Señor nos lo ordenó. Les digo que los apoyo en ferviente oración, pero que sigan siendo luz allí, donde muchos creyentes quisieran llegar, pero no pueden (básicamente porque no pueden ensanchar la mente)”.

Luego de mostrarse crítico con “el síndrome de la minoría”, que según el pastor llevará a muchos a criticar la participación en programas seculares, animó a sus “amigos de mente abierta” a orar “por nuestros misioneros en terrenos hostiles: Guerra, Montaner, Ramones, Dállanos, Juanes, Falcao, Solís y todas las celebridades que están llegando al Señor. Oren para que Dios las mantenga firmes, pero por sobre todo, oren para que el “espíritu de estupidez religiosa” no los afecte”.

Finaliza Dante pidiendo que “también oremos por los jóvenes cristianos que están estudiando para ser productores, artistas, actores, pintores, escultores, guionistas, compositores, directores, bailarines, políticos. Para que cuando se reciban y obtengan el título, no oculten la luz debajo de la almohada. Que vayan e iluminen el cine, la televisión, las artes y los sillones de gobierno, y sobre todo, que no escuchen a los que calientan sillas en las iglesias y que salven almas, que es lo único que importa”. Algo más que se puede saber del pastor .

Corría el año 1991, mediados de Julio, cuando una madrugada irrumpió un desenfadado programa radial. “Línea Abierta, prohibido para mayores”, decía el slogan. El conductor, un joven virtualmente desconocido, de veintitantos años, atrapaba a la audiencia con un modismo totalmente diferente a lo acostumbrado. La audiencia de aquella radio comenzó a oírlo con asombro y detenimiento. Llamados a favor y en contra abarrotaron las líneas telefónicas de aquella radio, el fenómeno se había instalado.

El programa del joven Dante Gebel tuvo tal repercusión que pronto pasó a la tarde, en mejor horario, y en menos de dos años, se difundía en más de quinientas emisoras de todo el país que solicitaban el programa. Las críticas y el temor a lo innovador se cobraron su precio, y Dante finalmente se decidió: “No puedo agradar a todos -le decía por aquel entonces al periódico Visión Joven- me importa llegar a la juventud, y tengo que lograr que ellos oigan un mensaje diferente”. La consigna, obviamente, fue oída y el programa de Gebel crecía sin que él mismo lo sospechara.

Vea Tambien

Insensibilidad Espiritual – Enrique Monterroza

Una de las cosas que más temor me da es llegar un día a un …

Loading Facebook Comments ...
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com